COLOCACIÓN SOBRE PAREDES Ligera, fácil de colocar y de trabajar, HILITE es ideal para recubrir las paredes en ambientes interiores y exteriores, residenciales y comerciales. Es importante comprobar que la superficie de fondo esté perfectamente plana, limpia, compacta y libre de grietas y humedad. En caso de colocación sobre el enlucido exterior, se recomienda preparar un fondo que pueda resistir a los esfuerzos de diferente naturaleza (peso de los materiales, dilatación térmica, agentes atmosféricos). Es importante tener en cuenta los marcapisos y las juntas y evitar su colocación sobre superficies irregulares como por ejemplo, sobre paredes de ladrillos. Se recomienda adoptar la técnica de la doble pasada: aplicar primero una capa de cola uniforme sobre el fondo empleando un cepillo con dientes inclinados y luego aplicar una capa por detrás de la losa empleando un cepillo con dientes planos de 3 mm. Por último, se recomienda asentar la superficie recubierta con un cepillo de goma y comprobar que la losa se haya adherido bien al fondo.

COLOCACIÓN SOBRE SUELOS HILITE puede emplearse como recubrimiento de pisos en interiores, en ambientes residenciales, comerciales y con mucha circulación, oficinas, showrooms y tiendas. Se recomienda evitar su colocación en locales dedicados al paso de cargas pesadas. Antes de colocar las losas se recomienda comprobar que el lecho sea sólido, que esté seco, sin grietas, limpio y libre de restos de construcción, cemento y polvo. Para un resultado perfecto se recomienda controlar que la superficie del lecho se plana, empleando una regla de 3 mm y comprobando que el desnivel máximo no sea mayor que 1 mm, en caso contrario, se recomienda emplear adecuadas pastas niveladoras o morteros autonivelantes. Las losas HILITE también pueden colocarse sobre pavimentos existentes (cerámica, madera, piedra, ladrillos, parqué), siempre que sean planos y compactos. Antes de su colocación es importante limpiar las superficies con detergentes alcalinos para eliminar los restos de grasas u otro de la superficie, ya que podrían alterar la eficiencia de la cola. Para su colocación sobre superficies diferentes de las ya mencionadas contacte directamente con el productor de la cola. Coloque el producto adoptando la técnica de la doble pasada utilizando cepillos con dientes de 6 y 8 mm. Preste mucha atención, distribuya la cola también en las esquinas de la losa y ejerza presión sobre la superficie recubierta utilizando un cepillo de goma o con las manos, para contribuir con la adhesión uniforme de la cola y evitar la formación de burbujas de aire. No se recomienda emplear martillos de goma para asentar las losas. Para su colocación en interiores, a fin de garantizar la resistencia del pavimento y la penetración del mortero para juntas entre las losas, es importante dejar un espacio de 1 a 2 mm entre las mismas. Es de fundamental importancia considerar las juntas de dilatación. Para superficies de hasta 40 - 50 metros cuadrados, se recomienda dejar una separación de 2 cm de las paredes perimetrales. En caso de pavimentos para grandes superficies es aconsejable emplear juntas de dilatación elásticas; asimismo es recomendable dividir la superficie en áreas de 5 x 5 metros y emplear selladores elastoméricos. La colocación debe hacerse teniendo en cuenta las juntas ya existentes en el lecho. El material no debe colocarse sobre las juntas ya existentes; las losas deben cortarse de manera que las juntas coincidan, o bien, deben cerrarse la junta ya existente y volverlas a hacer en correspondencia del borde del material. Se recomienda esperar de 12 a 48 horas antes de caminar sobre el pavimento, dependiendo del tipo de cola que se ha empleado.

Nuestra web utiliza cookies para garantizarte una experiencia de navegación mejor.
Si deseas más información sobre las cookies y sobre cómo configurar su activación en el navegador, lee nuestra
Cookie Policy